Influenza Aviar

¿Qué es AI?
El virus de la Influenza Aviar (AI) puede infectar a los pollos, pavos, faisanes, codornices, patos, gansos y a las gallinas de Guinea, así como también a una amplia variedad de otras aves. Las aves acuáticas migratorias han demostrado ser un reservorio natural para las cepas menos contagiosas de la enfermedad conocida como influenza aviar de baja patogenicidad. El virus de la Influenza Aviaria (AI) se clasifica en virus de baja patogenicidad (LPAI), y virus de alta patogenicidad (HPAI), de acuerdo con la severidad de la enfermedad que causan. El virus de alta patogenicidad (HPAI) constituye una forma extremadamente contagiosa y letal de la enfermedad que, una vez que se ha instalado, se propaga rápidamente de una parvada de aves hacia otra. Sin embargo, algunas de las cepas del virus de baja patogenicidad (LPAI) son capaces de mutar bajo condiciones de terreno en virus de alta patogenicidad (HPAI). El Servicio de Inspección de Sanidad Agropecuaria (APHIS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) trabaja para evitar que el virus de alta patogenicidad (HPAI) se instale entre la población de aves de corral de los Estados Unidos.

¿Cuáles son las señales?
Las señales clínicas de las aves afectadas por todas las formas del virus de la Influenza Aviar (AI) pueden presentarse en una o más de las siguientes maneras: muerte súbita sin señales clínicas, falta de fuerzas y de apetito, disminución en la producción de huevos, cáscaras blandas, o huevos con forma irregular; inflamación alrededor de los ojos, cuellos y cabeza; decoloración púrpura de la barba, cresta y patas; secreción nasal, tos, estornudos, falta de coordinación y diarrea. Nota: Muchas aves infectadas con el virus de baja patogenicidad (LPAI) pueden no mostrar signos de la enfermedad.

¿Cómo se propaga la Influenza Aviar (AI)?
La exposición de las aves de corral a las aves acuáticas migratorias, el movimiento internacional de las aves de corral, la maquinaria avícola, y las personas representan un riesgo de introducir la Influenza Aviar (AI) en las aves de corral de los Estados Unidos. Una vez que se ha introducido, la enfermedad puede propagarse de ave en ave a través del contacto directo. Todos los virus pueden asimismo propagarse a través del estiércol, la maquinaria avícola, los vehículos, las bandejas para huevos, cajas de embalaje, y a través de personas cuya ropa o zapatos hayan entrado en contacto con el virus. Los virus de la Influenza Aviar (AI) permanecen viables a temperaturas moderadas durante largos periodos en el medio ambiente, o sobreviven indefinidamente en material congelado.

Herramientas Que Puede Utilizar: